El AMOR EN LOS TIEMPOS DEL CORONAVIRUS ¡AGRADECER POR NUESTROS HOGARES!

15
919

Esta historia del Coronavirus se la contaremos a los hijos o a los nietos como queramos, podremos decirles: El presidente de esa época….dijo que nos teníamos que encerrar porque venía un virus de la china y el Sistema de Salud no tenía con qué responder o podremos decir: Venía un virus de la China y por las experiencias en países como Italia y España decidimos quedarnos en casa, sin esperar los mandatos de los líderes políticos sino por amor, amor a nosotros mismos, a nuestros padres a nuestras personas mayores, porque ellos serían los más desprotegidos.

Yo llevo desde el lunes 16 en mi refugio, en el que hoy es mi hogar. Y entonces lo miro todos los días y lo que hago es agradecer desde que me levanto. Agradezco que tengo un lugar donde estar, porque aún hay millones de personas en las calles del mundo, habitantes de la calle que no tienen nada, a ellos se les acabará hasta el sacol que es lo que en Medellín huelen para calmar el hambre.

mdre e hija 1

Agradecí a las personas que hoy están conmigo: mis padres, con la felicidad de tenerlos aún vivos y poderlos ver con una mirada tranquila sin la vertiginosidad de mi loca adolescencia. Agradezco a la niña Carmen, que escogió quedarse con nosotros en cuarentena. Agradezco infinitamente esta oportunidad que me da la vida de ser yo la que tiene que salir a hacer el mercado o recoger las medicinas, porque mi viejo, que es muy fuerte, ya tiene sus años. Les cuento, a mi no me hacía caso, él el lunes quería seguir saliendo pero después de la alocución del Presidente entendió que la cosa era seria y que no debía salir o lo haría en contra de las consabidas reglas de Estado.

Agradecí a nuestro Presidente Iván Duque Márquez quien decretó, creo que sabiamente el toque de queda, para proteger a la población. En Inglaterra el primer ministro prefirió que la gente circule libre aún sabiendo que : “se espera que hasta el 80% de la población de Inglaterra se infecte con Covid- 19 en los próximos 12 meses, y hasta el 15% (7.9 millones de personas) pueden requerir hospitalización. (Esta información es tomada de “The Guardian” citando un documento de Salud Pública y está registrada en el documento que el Ministerio de Salud y Protección Social publicó para TODOS.”

En esta cuarentena agradezco cada alimento que como, lo saboreo y le doy gracias a Dio porque aún tenemos alimento, porque los mercados de la ciudad y nuestros campesinos nos siguen abasteciendo, porque somos un país tan rico que creo que de alimentos no escasearemos.

Agradecí a los líderes y a los médicos, enfermera a mis colega periodistas y a todos los que tenían que salir a la calle. Agradecí a los empresarios que están creando formas para sostener a sus empresas, sostener a los trabajadores y continuar, a un ritmo más lento, moviendo la economía.

Agradecí a la que llamaban la red satánica en un tiempo… Si. La red internet y a las redes sociales han sido catalogadas, por algunos como malas, y con seguridad en las redes se encuentran, como en todo cosas buenas y malas. Yo he encontrado esta semana una gran fuerza de gente buena: gente que quiere compartir su servicio: maestros, médicos, sicólogos, siquiatras regalando horas de trabajo. La iglesia apoyando a su comunidad, aprendiendo a hacer en vivos desde muchas iglesias de la ciudad. Los meditadores regalando sus cursos gratis. Los gimnasios conectando a las personas para que no dejen de moverse y algo que llena mi alma y mi espíritu: los cantantes haciendo conciertos en casa, ha sido hermoso ver a J.Balvin en pijama a Juanes trovando como cuando lo hacía de pelao en Amagá con los amigos, ha sido hermoso ver a Julio César Sierra haciendo su concierto de Piano o a Cris Martin, de Cold Play diciéndonos: No sé hacer esto (un live en su Instagram) pero quiero que estén bien. Y sí tú tienes un servicio y lo quieres compartir, regalar unas horas, lo puedes hacer. También te puedes unir a la red de servicios del Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, un equipo está sistematizándolos para ayudar en esta cuarentena. Su correo: anibal.gaviria@antioquia.gov.co.

reunion de amigas 1
Grupo de amigas en videollamada. Cortesía Natalia Roldán

Y ese es el llamado. Si cada uno está bien. Si cada uno hace lo que le corresponde: limpia su casa, ordena. Y no hablo solamente de ese lugar físico donde estés. Estoy hablando de ese lugar en tu corazón. Si nos amamos y amamos a los más cercanos. Sí podemos llamar al hermano o al tío con el que no hablábamos y sí hacemos el estar en casas ese lugar donde estamos felices: donde bailamos, cantamos, conversamos, donde dibujamos u ordenamos. Entonces, contribuimos a ordenar el caos que estamos viviendo.

Escribo esta columna el domingo 22 de marzo y ya hoy me pasaron videos en Italia donde mostraban que habían llegado Delfines a Venecia y habían Pavos Reales en la Calle. Y hoy en Medellín circula un video donde muestra nuestro río limpio, casi listo para ir en Góndola. Hay un aire limpio que vamos a poder respirar: eso es una noticia muy positiva para los medellinenses y los que nos visitan porque nos estábamos enfermando con tanta polución.

Hemos parado. A fuerzas no de un líder. Hemos parado y hemos obedecido las fuerzas de la tierra, hemos obedecido. He obedecido. Y tal vez se nos había olvidado, porque lo que dice uno lo contradice el otro. Porque no creíamos, porque nos habíamos vuelto ególatras y soberbios.

Hoy obedezco, me quedo tranquila y en paz en cuarentena, recordando a el sabio Nelson Mandela, Presidente de Sudáfrica y sobretodo premio Nobel de la Paz. “Derribar y destruir es muy fácil. Los héroes son aquellos que construyen y que trabajan por la paz”.

Me quedo tranquila porque estoy convencida de que en Colombia hay más personas buenas, que están en la luz, que aman a sus familias y que contendrán este virus inspiradas en el amor más que cualquier cosa.

Para todos un abrazo fuerte, de los que no nos podemos dar por estas épocas de corona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here