¿Innovar o hacer lo que se ha hecho siempre? – San Basilio

0
450

San Basilio, calzado de Medellín para el mundo.

Por: Natalia María Roldán V. Instagram: @natyroldanv Facebook: @natyroldanv

El viernes primero de mayo, día internacional del trabajo, asistí vía online a la conferencia de Fabian Hirose para socios del Fashion Group en Colombia y México. Hirose es consultor gerencial de marcas como Fendi y Gucci, colombiano  que reside en el mundo y en tiempo de cuarentena, se encuentra en su hogar en Londres.  La charla duró dos horas y voy a extraer solo unas frases para que pensemos.  Hay marcas que se están reinventando, cambiando y quieren tener un mejor impacto en el planeta.  Sin embargo, “Las grandes marcas no se están reinventando. Los líderes están tranquilos, están esperando. Hay marcas como Sara que se están fortaleciendo internamente, revaluando qué tienen que cambiar.   Algunos Líderes en Europa están estudiando. Por ejemplo, Fendi (marca de lujo para mujeres), el líder está estudiando mandarín  y cómo la marca puede ser más sostenible.”  Además, comentó que hay muchos líderes que se están cultivando, están en retiros espirituales.  Otros, están disfrutando de sus familias, de sus hogares. También nos explicó que con los líderes no hay fórmulas, pero para que una empresa esté fuerte, el líder debe estar sano.

Comienzo con esto para contarles de una líderesa de nuestra industria paisa: Amparo Gil, propietaria de la empresa de calzado San Basilio,  junto con su familia.  Claudia Restrepo, una de sus clientes me contó: “Me gustan los zapatos de San Basilio porque mi talla 43 y es muy difícil de encontrar en el mercado colombiano y a la dueña me la encuentro en el almacén, entonces yo le conté mi problema y ella empezó a sacar ese calzado para las mujeres como yo,  que somos tan altas y calzamos tanto.  Amparo y las niñas del almacén son muy amables, tienen tiempo, son muy dulces y me ayudan, porque yo tuve un accidente y no me puedo comunicar muy bien.  Ellas tienen paciencia conmigo y además los zapatos son muy cómodos”. Amparo  iba de tienda en tienda, como cuentan sus clientes atendiéndolos, nos solo direccionando las colecciones o revisando la contabilidad, ella siempre ha tratado a sus clientes  y empleados con mucho cariño.  Sus 6 almacenes de Medellín son espacios que se cerraron, pero el corazón y cariño de Amparo sigue plasmado en sus zapatos.

4 min 1

Amparo tiene 40 empleados directos y 3 talleres outsorsing donde trabajan más de 180 operarios, allí se elaboran unos zapatos cómodos, que conservan la moda y son hechos en cuero. 

El trabajo de Amparo, su esposo Guillermo Montoya y sus hijos,Daniela y Juan Miguel,  no empezó ayer.  En 1985 abrieron su primer almacén en el Centro Comercial Aliadas, en el Parque del Poblado.Para mantenerse tanto tiempo en el mercado ella explica: “En este trabajo hay que tener perseverancia, disciplina y ahora con su hijo elabora estrategias de e-commerce y se activa con las redes sociales para mantener a su gran familia.  Pero lo más importante en las empresas, sea cual sea el sector, es mantener canales de amor”.

WhatsApp Image 2020 05 05 at 11.25.16 AM

Y ¿Qué es eso de canales de Amor?  Como empresaria Amparo y su familia entendieron  que uno trabaja para hacer ganancias pero que siempre hay que establecer redes de solidaridad, esta ciudad es desigual y necesita de nuestro apoyo. Esto no es ser solidario porque estamos en coyuntura, el trabajo de San Basilio ha sido de siempre,  hace un tiempo un sacerdote les dijo: Ustedes saben cuál es la frase de San Basilio, ellos ya habían constituido su empresa y nos sabían la historia de este santo.  El sacerdote les contó que una de las frases célebres de San Basilio era: “El zapato que te sobre es de tu hermano descalzo”

“Los empresarios debemos ser generosos, no es sólo pagar unos impuestos o actuar legalmente, hay que hacerlo mejor, hay que ayudar más.  Por eso, sin coyuntura de coronavirus y desde hace mucho, tenemos 2 comedores en la comuna Nororiental en La Sierra con 400 niños y en estos momentos estamos alimentando no sólo a los niños sino a sus familias.   Además,  desde hace 40 años donan aproximadamente 250 pares de zapatos a personas que los necesitan” cuenta Guillermo Montoya.

San Basilio, una empresa, una familia que nos ha calzado y se mantiene esperanzada de poder soportar este tiempo del Corona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here